WPO quiere decir Web Performance Optimization (Optimización de rendimiento de sitio web), y se refiere al conjunto de técnicas para hacer que nuestro sitio web sea más eficiente, y por tanto funcione más rápido en distintos dispositivos.

Existen varios niveles dónde podemos mejorar el rendimiento de un sitio web:

  • En el cliente/en tu navegador: Reducir el número de elementos distintos que cargan, optimizar imágenes, establecer el orden de carga de scripts, establecer la caducidad de elementos, verificar el código que retrasa la carga o genera un alto consumo de recursos, etc.
  • En el servidor: A través de caché, comprimiendo, reduciendo peticiones asíncronas en vivo, etc.
  • En la conexión: Usando CDNs geolocalizadas, DNS optimizado, nuevos protocolos, etc.

De modo que son una serie de técnicas de un carácter muy transversal, y que dependen de diversos elementos. Por ejemplo un sitio web que en su portada carga un vídeo siempre va a ser más lento que aquel que no lo carga, desde el WPO hay que asegurarse de que al menos la carga de ese vídeo es lo más eficiente posible.

Algunas de las técnicas que se usan son:

  • Minificación y concatenación
  • Establecimiento de caché y compresión en el servidor
  • Configuración de caché local
  • Revisión de los elementos que bloquean o ralentizan la carga y el renderizado de la página
  • Optimización de la base de datos
  • Revisión, trazado y mejora de código
  • Análisis del servidor web
  • CDN y Geolocalización