Internacionalización de una tienda online: ¿Es posible vender fuera?

GIGA4
Somos Roberto y Francisco, un pequeño equipo dedicado al desarrollo web especializado en las plataformas WordPress y WooCommerce. Desarrollamos temas y plugins, realizamos optimizaciones SEO y de eficiencia, mantenemos sitios web y aportamos nuestra experiencia a través de consultoría. Fundada en 2012, somos el apoyo técnico de más de un centenar de proyectos web en España y Alemania, además formamos parte activa de la comunidad WordPress.

Llega un momento en el que podemos querer expandirnos territorialmente a otros mercados. La internacionalización de una tienda online es un proceso en el que nos encontramos con barreras por el idioma, la distancia, la cultura o la fiscalidad y las leyes; pero que puede permitirnos aumentar nuestras ventas.

En GIGA4, queremos enseñarte una visión global sobre los aspectos a tener en cuenta para poder internacionalizar tu tienda online.

Idiomas

En España tenemos una suerte, nuestro idioma está extendido por toda Sudamérica, parte de América del Norte, en Portugal nos entienden sin problemas, y hay muchos Españoles y conocedores del idioma por Europa.

Pero si realmente quieres acceder en condiciones de competencia a un país cuyo idioma no es el Castellano, tenemos que adaptar la tienda para que esté en otro idioma. Esto se realiza en dos partes:

  1. Traducción de la base de la tienda y adaptación al nuevo país: Es un proceso técnico que realizamos para que los textos básicos de la web puedan aparecer en otro idioma.
  2. Traducción del contenido: Es traducir cada uno de los productos de la tienda a otro idioma.

La traducción es un proceso arduo, laborioso y que requiere atención constante. En el fondo es como tener una segunda tienda en un idioma que no dominas, pero es un paso necesario para poder vender en determinados países, en GIGA4 tenemos otro artículo sobre consideraciones para hacer multiidioma tu web.

Monedas

Los distintos países también varían sus monedas locales, y esto tiene solución, una tienda online puede ser multimoneda. Aceptando distintas monedas podemos mostrar los precios y cobrar a los clientes en su propia moneda.

Para ello normalmente se integra un sistema que hace el cambio de moneda de la moneda principal (Normalmente el Euro o el Dolar) a las demás monedas. Además este sistema puede actualizarse a diario, de modo que siga las fluctuaciones del mercado.

De acuerdo con la moneda también hay que tener en cuenta un último detalle, que la moneda sea compatible con la plataforma de pago. Plataformas como Paypal aceptan muchos tipos distintos de moneda.

Envíos internacionales

Suena como algo muy fuerte, pero en realidad es un proceso simple y que las compañías de envíos hacen todos los días. Solo tienes que acercarte a una de las compañías que hay en el mercado (UPS, DHL, SEUR, etc) y preguntarles por un tarifario para envíos internacionales. Es importante destacar que eres una empresa y que vas a vender a través de una tienda online, estas compañías suelen tener precios especiales para empresas y descuentos por volumen.

Una vez hecho esto obtendrás grandes listados de precios, normalmente organizados por conjuntos de países y peso. Desde GIGA4 podemos aplicar estos precios en la web a los envíos según país y peso.

Otras consideraciones a tener en cuenta relativas al propio proceso de envío son: Verificar algunos productos, ya que pueden no ser aptos para ser transportados en avión; Pensar en su empaquetado si lo enviamos a países fríos o calientes, húmedos o secos; Facilitar el trabajo e incluir información para aduanas en el caso de exportaciones, etc.

Atención al cliente

Si vendemos a un país tenemos que comprender ese país. La persona que vaya a atender a los clientes debe tener cultura general sobre el país con el que se comercia (compañías de envío de la zona, monumentos, climatología, geografía, husos horarios, etc) y poder hablar su idioma sin problemas por teléfono (que es más difícil que en persona).

Además tu empresa debería poder comunicarse fácilmente con el cliente, el email nos permite interactuar con él de una forma sencilla y sin costes adicionales, pero la cosa se complica con el teléfono. Cuando llegamos a la telefonía en GIGA4 recomendamos instalar un sistema de telefonía VOIP (teléfono a través de internet) en la empresa, con el cual podemos ahorrar muchos costes en llamadas internacionales.

Fiscalidad

En GIGA4 no somos expertos fiscales y cada caso es un mundo. Lo ideal aquí es consultar cada caso con un asesor fiscal, si bien podemos lanzar pequeñas pinceladas:

  • Comunidad Europea: Era lo más sencillo hasta algunas regulaciones cercanas. En venta de productos a particulares, si superamos un límite de ventas determinado debemos darnos de alta en el país de destino y facturar con el IVA de ese País, si no lo superamos, podemos facturar con el IVA original de España si vendemos a particulares, o sin IVA previa comprobación en el VIES si es a empresas.
    Si vendemos servicios siempre van sin IRPF. Existen algunos productos no físicos (descargas digitales) que desde principios de 2015 se les aplica siempre el IVA del país de destino.
  • Fuera de Europa: Como norma general siempre sin IVA y sin IRPF, aunque con una declaración de bienes de cara a las autoridades aduaneras de cada país, que podrían aplicar un impuesto al producto.

Aspectos legales

En general existen pocos productos que se puedan vender en España pero que tengan restricciones en países de nuestro entorno, pero existen productos determinados con los que tenemos que tener cuidado. Estos suelen ser los relacionados con drogas, defensa personal, químicos, salud, sexo, alimentación, auditorías, etc. De nuevo es algo que habrá que consultar con alguien especializado en normativas de cada país de destino.

En resumen

Si quieres tener clientes en un país extranjero tienes que tener en cuenta:

  • Que la web y tus empleados hablen su idioma, y le atiendan como lo haría alguien de allí.
  • Que la web le cobre en su moneda, y le aplique correctamente los tipos impositivos de IVA e IRPF si lo hubiera.
  • Que esté claro el coste y el tiempo del envío, y poder realizarlo a través de una compañía fiable.
  • Que podamos exportar el producto a su país sin meternos en ningún problema legal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *